jueves, 9 de junio de 2016

Crítica de 'Summer Camp': Un nuevo giro de tuerca al género de terror

Las críticas de Óscar M.: Summer Camp

Crítica de 'Summer camp': Un nuevo giro de tuerca al género de terror

Summer Camp es una festivalera propuesta de cine fantástico y de terror que llega a las carteleras de los cines por estar producida por Jaume Balagueró (director y productor de la irregular saga [REC]) y los productores de Annabelle y Expediente Warren, entre otras terroríficas entregas.

La acción, como el propio nombre de la película indica, se sitúa en un campamento de verano de la sierra española, a cuyo lugar acuden cuatro monitores unos días antes de la llegada de los alumnos de un curso intensivo de inglés para preparar las instalaciones, y con la esperanza de pasar unos días dedicados a la enseñanza.

A pesar de estar rodada en formato digital, como la mayoría de producciones actuales, y tener esa característica fotografía y textura tan artificial y de vídeo casero, Summer Camp no es una nueva víctima de la cámara en mano o metraje encontrado, aunque lo pueda parecer por el planteamiento inicial o la similitud argumental con productos parecidos del género de terror.

Alberto Marini ha coescrito (junto a Danielle Schleif) y debuta en la dirección con un guión que entretiene al espectador durante todo su metraje, con un novedoso (y constante) giro argumental que no deja de sorprender al público durante hora y media, con unos incesantes cambios de perspectiva heroica, y cuyo origen consigue mantenerse en secreto hasta su revelación final.

Gracias a estos detalles, Summer Camp puede ser comparada con La cabaña en el bosque por tener un punto de partida común a la mayoría de películas de terror con un psicópata asesino en una ubicación aislada (con los precedentes clásicos de las añoradas -y violadas, en el último quinquenio- Viernes 13, Halloween o Pesadilla en Elm street), pero que juega constantemente con el espectador para mantenerlo interesado en la historia, hasta el punto de poder utilizar el mismo recurso hasta cuatro veces, con diferentes resultados y todos sorprendentes.

Una mención especial merecen los efectos especiales y el maquillaje utilizado para las transformaciones, alcanzando un nivel de realismo asombroso y una calidad de efectos digitales que convierten a la película en un referente.

Las interpretaciones de los cuatro actores principales son correctas (donde destaca Andrés Velencoso por tener un mejor inglés que español con acento del sur de América), aunque tampoco puede decirse que sea su mejor trabajo hasta la fecha, principalmente por la dirección novel de Marini, centrada más en la acción que en el trabajo de los actores.

Aunque el abuso de los planos detalle, el mantenimiento de ciertos planos en busca de tensión, así como los rápidos movimientos de cámara puedan utilizarse en contra de la dirección, Marini tiene como base sus excelentes guiones previos de Mientras duermes y El desconocido, los cuales sirven para apoyar un salto a la dirección a tener en cuenta y un referente futuro, como lo fueron en sus inicios los productores de Summer Camp.

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs