sábado, 30 de abril de 2016

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista

Turbo Kid es una película que ha dado bastante que hablar durante los últimos meses. Su paso por numerosos festivales de género (ganó el premio del Jurado Joven a la Mejor película en el Festival de Sitges, y los Premios del Público en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, por ejemplo), sumados a su aura ochentera y el revival nostálgico que padecemos han sido parte de los culpables. Pero no hay que quitarle parte de culpa a A Contracorriente Films, distribuidora española que se ha currado una edición limitada de Turbo Kid muy molona que ha puesto en alerta a coleccionistas y frikis de todo el país. 

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista

En esta reseña vamos a hacer un doble análisis: por un lado hablaré de la película, y por otro de la edición coleccionista. Para no sobrecargaros la dividiré en dos entradas. Esta primera versará sobre la Edición Coleccionista, con dossier fotográfico casero incluido.

Lo primero que llama la atención cuando sostienes la caja es que es muy bonita y colorida. Y suave. Apetece frotar la cara contra ella, pero cuidado los que tenéis barba que la podéis rayar. Yo lo he hecho.

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista

Lo segundo que llama la atención es el contenido que anuncia: Blu-ray + DVD + CD + VHS. No solo te ofrecen una cajita bonita y un combo Blu-ray + DVD como viene siendo habitual, sino que además te meten la banda sonora de la peli y ¡la película en VHS! Esto es muy grande, señores. Solo por tener entre tus manos la caja ya vale la pena pagar los 30 pavos (aunque dudo que encontréis ninguna edición, prácticamente se han agotado en Amazon y Fnac). 
No obstante, como soy un escéptico, abro la caja (no vaya a ser que nos prometan muchas cosas pero esté llena de piedras).

Lo primero que me encuentro al abrirla es el certificado de autenticidad, con su número de unidad. A Contracorriente Films se comprometen a no volver a reponer este producto, lo cual es de agradecer. La mía es la 587 de 997. Un número poco significativo a priori, aunque tiene su aquel: las dos últimas cifras son el año de mi nacimiento. Inquietante cuanto menos.

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista

Una vez retiro el certificado se descubre la caja-combo que contiene el Blu-ray, DVD y CD musical. Aquí viene la única pega que le encuentro a la edición limitada. Creo que la edición pedía un digibook, o al menos un digipack desplegable. En su lugar tenemos una caja normal con una funda de cartón. Nunca me han gustado estas ediciones porque son como la edición genérica del digipack pero sin molar, y además el cartón se suele estropear si metes y sacas muchas veces la caja de plástico (se suele enganchar con el plastiquete de la caja Blu-ray. ¿Me explico o qué?).

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista

Saco la caja del cartoncito. La carátula tiene el mismo diseño que el cartón, aunque la contra portada luce unas imágenes promocionales diferentes. Al abrirla me encuentro, a mano izquierda, el set-list de la BSO (música que, por cierto, han editado en vinilo y podéis adquirir por internet). A mano derecha tenemos el Blu-ray, con la galleta luciendo el mismo dibujo que la carátula (la galleta del DVD tiene el mismo diseño). No obstante, la de la BSO es muy distinta, con un dibujo muy chulo, minimalista, basado en uno de los lacayos de Zeus (el chungo de la peli).

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista

Volviendo a la caja de la Edición Coleccionista nos encontramos con un trocito de cartón que sirve de doble fondo. Para los más distraídos, debéis retirarlo. Debajo descubrimos el ¡VHS!. Esto es lo más grande del mundo, madrecita. El diseño es totalmente 80’s, muy en la onda Tron. El mismo diseño de portada es el que sirve para la caja del vinilo. ¡Muy bonita!

Crítica de 'Turbo Kid', Parte 1: Increíble edición coleccionista
VHS en castellano, con flipante sonido HI-FI stereo y formato 4/3.
Abres el VHS y te encuentras ¡Un VHS! Hasta que no lo ví no pensé que fuera cierto. Podrían estar de coña y meterte una caja vacía, pero no ¡Hay un VHS! Además tienen el detalle de adjuntarte tres adhesivos, para que pongas el que más te mole en el video.

Dios, ¡Que gustazo abrir el pack! La piel de gallina y el corazón a cien. Pero una vez se acaba la emoción recuerdo que esto, al fin y al cabo, es la edición especial de una película. Y aquí viene la pregunta del millón: ¿Merece la pena gastarte 30 leuros por esta película?

La respuesta en la siguiente entrada... 

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs