martes, 22 de marzo de 2016

Crítica de 'Batman v Superman: El amanecer de la justicia': Continuidad y expansión

Las críticas de Óscar M.: Batman v Superman: El amanecer de la justicia


El momento que tanto ansiaban los seguidores del hijo de Krypton ha llegado, la continuación de la historia que empezó El hombre de acero y que abría (por enésima vez) el universo de DC Comics en el cine, llega a los cines bajo el nombre de Batman v Superman: El amanecer de la justicia.

Un título que planteó muchas dudas desde su concepción, principalmente por colocar al Murciélago en primer lugar, por reducir "versus" (contra, en castellano) a una simple "v" y por incluir un subtítulo redundante que da pie a la apertura de la franquicia. Realmente una vez vista la película, el motivo parece más comercial y sonoro, aunque Batman sí tiene más protagonismo, puesto que esta entrega es una reintroducción al personaje que ya hemos visto resucitar en dos ocasiones en la gran pantalla.

El guión de Chris Terrio y David S. Goyer consigue mantener una continuidad milimétrica con la película precedente en las escenas iniciales, presentando al personaje de Bruce Wayne ante la audiencia con suficiente soltura y sin resultar un recurso fácil o injustificable. No se puede decir lo mismo de su génesis.

A partir de ahí se desarrolla una historia poco compleja, de estilo similar a la que vimos en El hombre de acero y muy alejada de El caballero oscuro, centrada en las implicaciones morales de los personajes y las consecuencias de sus actos (arco argumental que la equipara a Capitán América: Civil war), donde se va situando a cada personaje en su lugar correspondiente, y aunque hay retazos de la historia de "Batman: The Dark knight returns" de Frank Miller, el argumento se preocupa más por allanar el camino a la batalla final que da título a la película.

Algo que sí se les puede recriminar (tanto a los guionistas como a los montadores) es la absurda y estúpida necesidad de recurrir a flashbacks de acontecimientos que hemos visto en pantalla menos de una hora antes. Este énfasis y la intención del guión de "esto es importante" sólo sirve para alargar las escenas y para que el público se aburra y piense que se le toma por tonto.

Batman v Superman: El amanecer de la justicia es la puerta a través de la cual van a pasar muchos de los superhéroes de DC Comics que veremos en los próximos años en pantalla, por lo que el guión no ha perdido la oportunidad para incluir a Wonder Woman (donde Gal Gadot puede lucirse) y añadir referencias al resto de personajes que aparecerán después, así como a las próximas aventuras de los superhéroes y los villanos que vendrán en el futuro. Aunque lo que más recordará el público será el obstáculo insalvable de los cómics en los que se basa, que hace a la película importante dentro de su universo cinematográfico.

El estilo visual sigue el camino de la entrega previa, manteniendo un tono sombrío, oscuro y apesadumbrado (abusando de las escenas nocturnas) donde predominan los colores neutros y tonos apagados (tanto que el logotipo de Superman cuesta apreciarlo). No hay recriminación posible en el campo de los efectos especiales, complacen y, aunque no llegan a saturar como las escenas iniciales de Krypton de El hombre de acero, en la batalla final contra el villano rozan peligrosamente el estilo videojuego.

El desarrollo de los personajes llama mucho la atención, ya que, a pesar de estar centrada en la historia de los dos superhéroes y cómo se enfrentan a las consecuencias de sus actos, es el personaje de Lex Luthor el que más destaca. Además de por su tiempo en pantalla, la desorbitada interpretación de Jesse Eisenberg del enemigo de Superman no dejará indiferente a nadie. Eisenberg no consigue construir un personaje propio y sus constantes salidas (vocales) de tono convierten a Luthor en una parodia a medio camino entre el Enigma de Jim Carrey en Batman forever y su horrible y espídica representación en la aborrecible y olvidable La red social. Si pretendía alcanzar al Joker de Heath Ledger en El caballero oscuro, obviamente, no lo consigue.

El resto del reparto sigue la línea de El hombre de acero y las nuevas incorporaciones (excluyendo a Eisenberg), aunque correctas, no destacan lo suficiente. El nuevo Batman interpretado por Ben Affleck no aporta nada nuevo al personaje más allá de su madurez (su reinterpretado origen en pantalla no consigue llegar al espectador, por repetitiva más que por otro motivo) y, aunque no desentona y está correcto, no es la revolución del Señor de la noche que muchos esperan.

La banda sonora está claramente diferenciada, aunque complementaria: la parte compuesta por Hans Zimmer predomina sobre las dos primeras horas (ayudando al desarrollo del personaje de Batman o recurriendo a la composición de El hombre de acero para el de Superman) y la aportación de Junkie XL está más presente en la batalla final, aunque ambos han compuesto una música que permanece en un segundo plano sin saturar al espectador ni las escenas a las que acompaña.

Batman v Superman: El amanecer de la justicia continúa el estilo de El hombre de acero, satisface a los seguidores del nuevo Superman de Snyder, presentando a un nuevo Batman y ampliando el universo del personaje. Pero los detractores de esta encarnación del hijo de Krypton tendrán más material cuando comprueben que se perpetúa el estilo de hacer una película de género dramático con superhéroes, distanciándose del estilo de sus competidores.

votar

3 comentarios:

EL OBISPO dijo...

aun no la he visto y pasaré por aquí cuando lo haga....pero ya tengo bastante enfilado a zack snyder y empiezo a tener medio atravesado a c.nolan(y su cuadrilla) - a nolan aun le voy a dar una o dos oportunidades más.

Batman 3 es floja, interestellar es una oportunidad desaprovechada totalmente y man of steel....

Snyder es un desastre. Admitamoslo. No sorprende el desorden de una pelicula que ya sin verla tiene toda la pinta de ser desordenada.

Sabéis bien que soy fan incondicional de superman returns y que me siento violado cada vez que alguien dice que le gustó Man of steel....en esa aberración en forma de cinta de cine le echo la culpa a snyder(con un look visual que no me gusta, un ritmo lento y cansino y un estilo en general que no me atrae) pero también a Nolan. Ese guión es para ser estudiado en las escuelas. Es un desproposito tan tan tan tan grande que creo que tendría que escribir un libro para pormenorizar todas las aberraciones que se llevan a cabo. Para mi, y no digo más, está al nivel de prometheus en cuanto despropósito.

...los que me conocéis también sabéis que soy prolucas. Y lo voy a decir aquí y ahora. LUCAS ES BASTANTE MEJOR GUIONISTA QUE NOLAN.


Con todas, iré a ver la película con ojos limpios y claros. Si me gusta vendré aquí y lo diré y si no ...también.

Carlos Cuesta dijo...

Voy a comentar una cuestión con la que estoy muy de acuerdo y otra con la que no estoy de acuerdo en absoluto de esta crítica. El combate final sería fantástico para un videojuego; para esta película queda ridículo y excluye al espectador, que bastante tiene con ubicarse.

En cuanto a la presentación de Bruce Wayne, "con suficiente soltura y sin resultar un recurso fácil o injustificable", me temo que no estoy nada de acuerdo. La escena de la muerte de los padres es lamentable. No veo nada de loable en cómo pasa de niño a adulto. El inicio es catastrófico.

Ah, muy de acuerdo también con tus comentarios de la banda sonora.

Óscar M. dijo...

No cero que el personaje de Batman esté mal introducido (me refiero a la escena final de El hombre de acero desde otro punto de vista), por supuesto no tiene nada que ver con la sencillez con la que han introducido al de Wonder Woman, de la que no estoy leyendo ninguna mala crítica.

Tu crítica me ha gustado mucho, porque el tema del ritmo, la duración y las repeticiones son vergonzosos.

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs