martes, 30 de agosto de 2016

Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

Ayer nos metíamos en la cama todos con la noticia del fallecimiento de uno de los mejores actores y cómicos que ha habido durante los últimos años y de los que apenas quedan con vida unos pocos más como Jerry Lewis. Hoy despedimos a Gene Wilder.

Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

Anoche se fue a los 83 años un actor que ha sabido protagonizar trabajos exquisitos y hacer de referente a muchos de los actores cómicos actuales y con el que se marcó el comienzo de una época de humor absurdo que parecía tener el sello personal del cine de los 70 y 80 y que continua hasta hoy en día.

Todo el mundo recuerda a Wilder por dos títulos básicamente, a lo sumo tres (El jovencito Frankenstein, Un mundo de fantasía (adaptación de "Charlie y la fábrica de chocolate")  y No me chilles que no te veo), pero este actor hizo más. Hoy resumiremos su filmografía.

En 1967 tuvo su debut en pantalla en una película que marcaría un nuevo estilo de cine. En Bonnie y Clyde interpreto a Eugene Grizzard, rehén de la famosa pareja de bandidos de norteamérica. A raíz de este papel, Hollywood le abrió las puertas. 

Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

Pero realmente el éxito y el reconocimiento por parte de industria, crítica y público, llegó en 1968 gracias a Los Productores.  Este éxito vino acompañado por el del director novel que encontró la fama gracias sobretodo a la hilarante interpretación de Wilder. Este director era el entonces desconocido Mel Brooks.


Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

Fue en 1971 cuando, no sólo interpretó el papel que ganó seguidores entre el público que asistía a las salas, sino que se ganó el corazón de miles de niños y que aun siguen  teniéndole como el único Willy Wonka que ha habido en el cine. Fue este año cuando protagonizó Un mundo de fantasía (Willy Wonka & the Chocolate Factory)

Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

Tal fue el mérito interpretativo de Wilder durante estos años, que un joven Woody Allen se fijó en él para darle un papel en la película Todo lo que siempre quiso saber sobre sexo y nunca se atrevió a preguntar. La escena de la oveja pasa del puro racionalismo a la locura inmediata. Digna de protagonizarla Gene Wilder.


No tardaría Mel Brooks en volver a llamar a su actor fetiche y amigo para protagonizar su próximo trabajo. En 1974, Wilder estuvo bajo sus órdenes en Sillas de montar calientes, un film  que muestra lo absurdo en el género western y que sería distinto sin la aportación de Wilder. Esta cinta no obtuvo el éxito esperado, pero no tardaría en llegar el momento que sería recordado como mito del humor en la próxima colaboración con Brooks.

Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

"Se pronuncia Fronkonstin". El Jovencito Frankenstein fue, es y será la película de humor absurdo por excelencia. Comentar esta película en un sólo párrafo es una ardua tarea, por eso mismo creo que es mejor resumirlo en un vídeo recopilatorio.


Fue en El hermano más listo de Sherlock Holmes donde se vio la vena humorística de Wilder, quien se atrevió a dirigir esta película, además de protagonizarla con decenas de divertidos sketches gracias a su compañero de reparto, Marty Feldman. La química entre estos dos actores era más que evidente en las escenas de El Jovencito Frankenstein.



1976 sirvió para presentar a uno de los dúos cómicos más divertidos que jamas haya conocido el cine. Wilder y Pryor. Pryor y Wilder. Daba igual quien fuera nombrado primero, este par de actores convirtieron sus apellidos en uno sólo tras protagonizar varias películas míticas. Todo empezó con El expreso de Chicago, película donde se conocieron y, a raíz de la cual, comenzaría una estrecha colaboración y amistad entre ambos.


Le siguió Locos de Remate, donde la nueva pareja cómica de moda seguía sus andaduras para gusto del espectador, pero si ha de destacar una película de Gene Wilder y Richard Pryor, es sin duda No me chilles que no te veo. Se trata de la película más recordada de este duo, quienes llevaron el humor a otro sentido, a falta de dos de ellos.


El actor seguía como realizador de sus propias películas con proyectos como La mujer de rojo o Una terrorífica luna de miel, la cual trata de imitar a las películas de su mentor, Mel Brooks. Estas películas no tuvieron todo el éxito que se esperaba de ellas, aunque hoy en día son fuentes de inspiración para algunos cineastas.

Ayer Gene Wilder nos dejó y con él, una larga lista de interpretaciones que siempre estarán en nuestras estanterías y en nuestros recuerdos.

Parafraseando al personaje de Wilder en El Principito:
No ha sido una perdida de tiempo. Como has malgastado tanto tiempo en mi, me has hecho sentir muy importante.
Gene Wilder: Más allá de Willy Wonka

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs