jueves, 11 de agosto de 2016

Crítica de ‘Cazafantasmas’: Who you gonna (re)call?

Las críticas de Cristina Pamplona "CrisKittyCris": Cazafantasmas

Crítica de ‘Cazafantasmas’: Who you gonna (re)call?

Las puertas del infierno se han abierto, los cuatro jinetes del Apocalipsis cabalgan a sus anchas y el final de los días se acerca a los hombres entre llamas de fuego y reguetón. La ley divina ha sido violada y pronto pagaremos por ello; llega a nuestras pantallas Cazafantasmas, el infame reboot del clásico de 1984 que se atreve a poner a cuatro mujeres como protagonistas. (MODO IRÓNICO: ON)

Llevo diez minutos mirando la pantalla planteándome cómo continuar esta crítica, cómo defender que meses de troleo misógino -y en último término, racista- no han conseguido hundir la que, sin duda, es la comedia del verano, y he decidido que evitar las comparaciones, aunque odiosas, va a ser muy complicado. Al fin y al cabo, estamos ante un reboot. ¿Innecesario? Tanto como cualquier otro remake y, no obstante, no ha habido una campaña de descrédito igual para Los siete magníficos, Ben Hur o Splash, de la que se rumorea que será protagonizada por el actor Channing Tattum en el papel de sireno.

Dicho esto, vamos al lío.

Paul Feig tiene una polifacética carrera que comenzó con innumerables papeles secundarios en televisión. En el 2000 escribió la serie ya de culto Freaks and Geeks y se le abrieron las puertas a la dirección que desarrolló primero en la pequeña pantalla con series como The Office o Arrested Development. En 2011 le llegó la oportunidad de dirigir La boda de mi mejor amiga, con guion de las humoristas Kristen Wiig y Annie Mumolo. Con La boda de mi mejor amiga, Feig pasó a ser considerado no solo un director de comedia, sino un director de mujeres, y estableció una relación profesional con Melissa McCarthy, a la que arrancó de la serie Las chicas Gilmore.

A Feig se le ofreció dos veces la oportunidad de dirigir Cazafantasmas 3, un guion aprobado por Ivan Reitman en el que miembros del antiguo equipo entrenarían a uno nuevo compuesto por tres hombres y una mujer. Si la segunda entrega ya había sido dinamitada por la crítica, la responsabilidad de dirigir una tercera parte era demasiado grande. El proyecto se canceló entre otras muchas razones por la negativa de Bill Murray a protagonizarlo, pero Paul Feig ya tenía una idea en mente que podría satisfacer a todos: un completo reboot que respetara la esencia de la original. Al igual que ocurriese con Dan Aykroyd y Bill Murray, las protagonistas de este remake saldrían de la cantera del Saturday Night Live. A Melissa McCArthy, actriz fetiche de Feig, pronto se sumó Kristen Wiig, con quien también había trabajado en La boda de mi mejor amiga. Para los otros dos miembros del equipo, se optó por dos de las actuales componentes del legendario programa de la NBC, Kate McKinnon y Leslie Jones.

Katie Dippold, guionista de la genial Parks and Recreation, recibió la difícil tarea de crear un guión divertido que honrase a aquel que escribieron Dan Aykroyd y Harold Ramis hace treinta y dos años. La solución fue procurar evitar la copia. Nunca habrá otro doctor Venkman, Stantz o Spengler. Las nuevas protagonistas debían tener sus propias personalidades, sin intentar reflejar a ninguno de los anteriores. El resultado es más que exitoso y roza lo brillante con el personaje de Jillian Holtzmann, interpretado por McKinnon. En cuanto a la trama…La película acierta en el humor de sus diálogos, pero no tanto en su historia que pierde ritmo en algunos momentos y que se esfuerza tanto con sus protagonistas que ha olvidado a su villano. Rowan North, interpretado por el humorista y guionista del Saturday Night Live Neil Cassey, es algo mejor que Janosz Poha, el esbirro de Vigo “El Cárpato” en Cazafantasmas II, pero no llega a Gozer “El destructor”.

Pero la mano ganadora de la cinta está en su reparto. Aunque Kristen Wiig y Melissa McCarthy funcionan de líderes, son ensombrencidas por Kate McKinnon y Leslie Jones. De McKinnon ya hemos mencionado que es uno de los mejores ingredientes de la película. En cuanto a Leslie Jones, su personaje resulta cargante. Al interpretar a una barriobajera, se excede en gritos y expresiones, y deseas que hubiesen suavizado un poco el personaje. No obstante, las críticas a las que se ha tenido que enfrentar, tienen un deje racista que da mucho miedo. Parece que, en ese aspecto, estos treinta y dos años no han servido de nada, Ernie Hudson contaba en una entrevista hace unos meses como su papel en Cazafantasmas había sido lo mejor que le había pasado en su carrera, pero también lo más doloroso, cuando vio cómo se reducía su papel y era eliminado del cartel de la película.

Mucho se ha hablado del cambio de género de los protagonistas, pero menos molesta ha resultado la elección de Chris Hemsworth como secretario. Una vez más, olvidémonos de la cínica e indolente Janine que interpretaba Annie Potts en la versión de 1984. De hecho, Kevin, el personaje que interpreta Hemsworth es diametralmente opuesto. Si Janine era inteligente y sarcástica, Kevin es un muñeco Ken con la inteligencia de un mosquito. Chris Hemsworth demuestra en Cazafantasmas lo cómodo que se siente en la comedia, algo que ya nos hizo intuir en Vacaciones.

Paul Feig sabía la guerra a la que se enfrentaría mucho antes de que empezaran las críticas por el remake. Por eso quiso tener cerca al equipo original. Además de la presencia de Reitman como productor, hay cameos de los personajes de la primera versión. El propio Harold Ramis, a quien está dedicada la cinta, aparece de fondo en un busto de la universidad (lágrimas acudiendo a ojos). Estos cameos se limitan a un par de frases a excepción del de Bill Murray, que quería volver a compartir escena con Melissa McCarthy después de su trabajo juntos en St. Vincent.

Para ver Cazafantasmas hay que deshacerse del recuerdo de la primera o la nostalgia pesará más que las ganas de pasarlo bien. No me cabe duda que el espectador que se enfrente a ella sin los prejuicios que tenemos ante los remakes, disfrutará de lo lindo. Desgraciadamente, el espíritu de la original sobrevuela la sala, es necesario preparar el equipo de protones para poder hacerse con él y ver esta versión sin odiosas comparaciones. Solo una cosita; cuando disparéis, no crucéis los rayos.

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs