viernes, 13 de mayo de 2016

Crítica de 'Espías desde el cielo': La burocracia de un ataque militar

Las críticas de Cristina Pamplona "CrisKittyCris": Espías desde el cielo

Crítica de 'Espías en el cielo': La burocracia de un ataque militar

Hace poco más de un mes, drones del ejército americano mataban a ciento cincuenta militantes de Al Shabab en Somalia. La tecnología ha llegado al negocio de la guerra y ya permite atacar sin sacrificio humano por parte del atacante. El cine, reportero a veces de lo que ocurre en el mundo, no ha tardado en introducir esta nueva forma de ataque en películas bélicas y thrillers. En 2013, Rick Rosenthal estrenaba Drones y un año después Andrew Niccol dirigió Good Kill, protagonizada por Ethan Hawke. Pero hasta la fecha ninguna película planteó el dilema moral que suponen estos ataques. Afganistán, Yemen, Siria...sufren las consecuencias colaterales de estos misiles. El cine a menudo narra los conflictos bélicos como algo muy sencillo donde el bando de los buenos se enfrenta al de los malos. Este viernes, sin embargo, se estrena Espías desde el cielo, donde se plantea el precio a pagar en la lucha contra el terrorismo. 

Con guión de Guy Hibbert, que tiene una larga trayectoria en la televisión, y dirección del actor y director Gavin Hood, Espías desde el cielo se estrena en nuestro país después de cosechar críticas muy positivas en festivales como el de Toronto en donde fue presentada el 11 de Septiembre del pasado año. 

La Coronel Powell es la oficial al mando de una misión con drones en Kenia. Su fin es la captura de un grupo de terroristas que se han reunido en una casa en Nairobi. El giro moral viene cuando la misión se complica y supone cambiar el plan de captura por el de eliminación. Esto no solo despierta un problema ético, sino legal para las naciones involucradas que han de preguntarse si el riesgo de que esos terroristas supongan un mal mayor les acredita para lanzar un misil sobre un mercado lleno de civiles.
Más allá de su tono de thriller político, Espías desde el cielo es una crítica a la política exterior y su burocracia en cosas tan moralmente confusas como es el ataque a la población civil aunque tenga como fin evitar un atentado terrorista. Una invitación a cuestionar el modo en el que los gobiernos calculan el daño humano pensando en cifras y no en vidas.

Tratándose de un tema político, en ocasiones es difícil combinar con éxito inteligencia y entretenimiento, pero eso es justo lo que consigue Espías desde el cielo; un ritmo frenético a través de sus diálogos y sus distintos escenarios que ofrece al espectador diferentes perspectivas y diversos conflictos según la situación de cada personaje. La tensión no es la misma para aquellos sentados en un despacho que para los que han de liberar un misil o quien se encuentra en la misma zona del conflicto, del mismo modo que no arriesgan tanto las grandes potencias en su lucha contra los terroristas como el gobierno de Kenia sacrificando a sus propios soldados que se enfrentan a la lucha "real". Esta narración caleidoscópica ofrece tanta tensión, que el ritmo de la película resulta trepidante y, en ocasiones, desesperante.

Si la crítica acusó a Gavin Hood de que en Rendición trataba el tema de la tortura y secuestros en nombre de la lucha contra el terrorismo de manera demagógica y moralizante, el director parece haber tomado nota en esta ocasión, porque en Espías en el cielo no saca conclusiones de cómo se debe o no actuar en tiempo de guerra. El director sencillamente presenta unos argumentos y es trabajo del espectador el llegar a una conclusión.

Para ello, el guión se centra en el mismo plan y no profundiza en sus personajes. De este modo, no hay distracción alguna de la acción. Helen Mirren interpreta a la coronel Powell, la oficial al frente de la misión. Mirren tiene una presencia severa en su posición de mando, pero es un personaje frustrado al tener que responder ante unos superiores. Estos son los que combaten desde la comodidad de un despacho. Jeremy Northam, Mónica Dolan o Iain Glen son unos pocos de estos poderosos que juegan a la guerra sin sacrificio personal. Entre ellos hay que destacar al fallecido Alan Rickman, a quien está dedicada la película. Su última interpretación física en el cine (aún podremos escuchar su voz en Alicia a través del espejo y en el corto benéfico This Tortoise Could Save a Life) no hace más que evidenciar que el cine y el teatro ha perdido uno de sus grandes nombres. En el papel de Frank Benson, Rickman sirve de puente entre el ejército y el poder político y es el encargado de justificar el ataque ante esas personas que tienen en su poder el hacer una guerra sin tener que combatir nunca en ella. Si la película tiene algún momento de humor, es también a cargo de su personaje que, mientras se encuentra en esa posición de responsabilidad, tiene además que enfrentarse a otro conflicto: conseguir la muñeca que su nieta desea por su cumpleaños. Esa muñeca nos recuerda además lo distinta que es la infancia de una niña según el país en el que haya nacido. Mientras la nieta de Benson espera su regalo de cumpleaños, la pequeña Alia estudia a escondidas y vende pan en un mercado de Nairobi.

Por mucho que me alegre de ver a Aaron Paul entre el reparto lo cierto es que su personaje es tan importante como poco lucido. Interpretando a Steve Watts, él es el responsable de apretar el botón que liberará el mortal misil. Un papel breve, lleno de tensión pero que no sobresale entre sus compañeros. Distinto es hablar de Barkhad Abdi. Tras rozar el Oscar con su papel en Capitán Phillips, aquí demuestra que en poco más de quince minutos en pantalla puedes robar protagonismo a la propia Helen Mirren. Su papel dentro de la misión militar es el del soldado en acción, a pocos metros del enemigo. A él le debemos la escena más tensa de la película.

La cinta es en definitiva una cadena de actores brillantes ensamblados para crear una historia perfectamente narrada que invita a la reflexión sobre donde está el límite de lo moral cuando se trata de la lucha contra el terrorismo.

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs