lunes, 30 de mayo de 2016

Crítica de 'Alicia a través del espejo': O como dar gato por liebre

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
Alicia a través del espejo

Crítica de 'Alicia a través del espejo': O como dar gato por liebre

Con Alicia a través del espejo encontramos uno de los mejores ejemplos de cómo el cine pretende en ocasiones estirar lo inestirable, sacar de donde no hay y, como último recurso, dar gato por liebre. Y tratándose del universo de Lewis Carroll, lo de dar gato por liebre no es una afirmación tan gratuita como pudiera parecer a simple vista.

En 2010, Tim Burton, de la mano de Disney, dirigió el largometraje Alicia en el país de las maravillas para lo cual adaptó (guion de Linda Woolverton de por medio) las dos novelas escritas por Lewis Carroll con el mismo personaje protagonista, “Alicia en el país de las maravillas” (1865) y “Alicia a través del espejo” (1872). Y así constaba en los títulos de crédito de aquella película que dejaban bien claro que el guion estaba basado en las dos novelas.

Seis años después, la maquinaria industrial Disney se ha propuesto hacer una nueva película que continuase aquella, y como el material de partida estaba agotado (Lewis Carroll no volvió al personaje en más novelas), se sacan de la manga una historieta escrita por la propia Linda Woolverton a modo de continuación de la película anterior y que en los títulos de crédito se justifica como “basada en los personajes de Lewis Carroll”. Y digo yo, teniendo en cuenta que la posibilidad de realizar dos películas era algo más que probable desde un principio, ¿no se podían haber hecho dos películas basadas cada una de ellas en una de las novelas de Carroll y no una primera que era un pastiche de ambas y esta segunda que no se sabe ni lo qué es?

Porque Alicia a través del espejo es una peli de aventuras que a ratos funciona, pero que podría funcionar igual con los Caballeros del Zodiaco, con Mortadelo y Filemón o con la Patrulla Canina. Salvo pequeños detalles, más estéticos que argumentales, como la existencia de un espejo a través del cual Alicia pasa de la ¿realidad? a la ¿ficción? o el tablero de ajedrez, el resto se aleja totalmente de la obra original y parece más bien una continuación de Regreso al Futuro en la que el mítico coche Delorean es sustituido por una bolita llamada cronosfera dentro de la cual se puede viajar en el tiempo.

Tim Burton se baja de la dirección, y no es la primera vez que hace esto con una continuación (esperemos que esto no llegue a saga) y se limita a la producción. Dirige James Bobin, cuyo mayor hito hasta la fecha en el cine son las dos (entretenidas) películas de los teleñecos (los Muppets para las nuevas generaciones). Mantiene, eso sí, el universo estético de la primera película con un magnífico diseño de producción de Dan Hennah o el creativo vestuario de Colleen Atwood.

También repite un reparto de campanillas en el que la única que destaca es  Mia Wasikowska a la que se percibe más cómoda con el personaje y más madura como actriz que en la primera parte. El resto para olvidar: Anne Hathaway, a la que adoro y suelo perdonar casi todo, consigue sacarme de mis casillas con sus monocordes y repetitivos movimientos de brazos con las manos por encima del codo, es imposible mayor afectación. Tampoco  Helena Bonham Carter merece elogios por su impostada y totalmente repetitiva creación de la reina de corazones. En cuanto al personaje del Sombrerero, los títulos de crédito aseguran que detrás de las capas de estuco (perdón, maquillaje) se encuentra Johnny Deep. Bien. Si ellos lo dicen, será Johnny Deep, si me dicen que es Matías Prats también me lo creo. Detrás de ese maquillaje y la manipulación digital podría estar el terrorista más buscado del mundo y no le encontraría ni la CIA. El único personaje nuevo es el interpretado por Sacha Baron Cohen que vuelve a hacer una vez más el mismo personaje que ha hecho en decenas de películas. Me aburro casi tanto como él.

En conclusión. Lo de la falta de imaginación o copiar ideas ya hechas no es excusa. Hace poco vi El libro de la selva, otra producción Disney basada en uno de sus clásicos animados y me pareció una película maravillosa como así dije en su momento en esta misma página. Pero lo de Alicia a través del espejo no es de recibo. La película es entretenida, fui a verla con mis hijas y otros niños y a todos les gustó. Pero no todo vale para conseguir un producto entretenido. Señores de Disney, señor Burton, a algunos no nos gusta comer gato. Y mucho menos si en el menú pone liebre.

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs