domingo, 24 de abril de 2016

Crítica de 'El libro de la selva': Espectacular remake del clásico animado de Disney

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
El libro de la selva

Crítica de 'El libro de la selva': Espectacular remake del clásico animado de Disney

El único objeto de recuerdo que compré para mí cuando visité Eurodisney hace un par de años fue un pin del oso Baloo sobre cuya panza se sienta Mowgli, era de los pocos objetos de merchandising de El libro de la selva que había entre la abrumadora multitud de tiendas que pueblan el célebre parque de atracciones. Siempre ha sido mi película infantil favorita y fue probablemente la primera que le puse completa en casa a mi hija mayor cuando tuvo edad para ver algo más que episodios de Pocoyó. Quiero decir con esto que la idea de un remake me inquietó desde el momento en que supe que se iba a hacer. 

Si a esto sumamos mi escepticismo ante la (habitualmente innecesaria) repetición de clásicos y que suelo despotricar del abusivo uso de la animación digital para conseguir epatar al espectador con lo puramente visual, tenía de antemano todas las papeletas para salir tarifando del cine y sacar mi lado más cascarrabias poniendo a parir la última producción de la factoría Disney

Pues no. Me como gustoso mis palabras y me rindo abiertamente a la maravillosa película que ha dirigido Jon Favreau, un director que ya había demostrado sobrada eficacia con las superproducciones en las dos primeras partes de Iron Man (2008 y 2010) y una más que correcta capacidad para contar historias sencillas y personales en la notable Chef (2014). 

Esta nueva versión de El libro de la selva, a pesar de partir de un diferente guion adaptado de la inmortal novela de Rudyard Kipling, sigue en su mayor parte el camino marcado por el clásico animado de 1967; aunque su mayor duración (casi media hora más) sirva para que el relato sea más coherente, los personajes estén más desarrollados y se añadan algunas secuencias que resultan en un maravilloso festín visual. 

El niño Neel Sethi, único actor de carne y hueso en el film, encarna a un Mowgli con el que resulta facilísimo encariñarse desde el primer momento. Y sin poner en duda las valiosas cualidades interpretativas del niño, es incuestionable la portentosa dirección actoral a la que ha sido sometido (no sé si personalmente por el propio Jon Favreau o por algún director de interpretación ayudante), teniendo en cuenta que se ha pasado todo el rodaje delante de pantallas de croma.

El resto de los personajes están fabulosamente recreados digitalmente y a pesar de su extraordinario realismo disfrutan de una expresividad más humana que animal. El doblaje español es aceptable (he tenido que verla doblada, cosas de ir con mis hijas) pero en su versión original, la película se ha dotado de un excelente conjunto de voces con Bill Murray como el oso Baloo, Idris Elba como el malvado tigre Shere Khan, Scarlett Johansson como la serpiente Kaa, Christopher Walken como el simio Rey Louie y Ben Kingsley en el papel de la pantera Bagheera que ejerce de narrador durante varios pasajes. En cuanto tenga ocasión, probablemente ya con el bluray en casa, volveré a ver la película en versión original para descubrir el trabajo vocal de tan selecto elenco. 

Aunque El libro de la selva de Jon Favreau es una película menos divertida que la versión animada de hace casi cincuenta años y ha prescindido de la tronchante marcha de los elefantes o del diálogo para besugos entre los buitres de estética beat, se apoya en una base argumental más sólida alimentada por un mensaje humanista (curioso tratándose de bestias) que desprende un canto de amor a la naturaleza sin tufo a ecologismo de baratillo. 

La música de John Debney combina con emoción la ligereza de los momentos más livianos con la tremenda fuerza épica del clímax. Además recupera nuevas versiones de dos de las inmortales canciones del clásico animado, “The Bare Necessities” (ya saben, “Busca lo más vital”) y el “I wanna be like you” cantado por el inefable Rey Louie. 

Hacía mucho tiempo que no me emocionaba en el cine viendo una película (presuntamente) infantil, creo que no se me humedecían los ojos desde los memorables primeros diez minutos de Up (Pete Docter, 2009). He visto sin resuello los 105 minutos que dura El libro de la selva, se me ha olvidado que se trataba de una película animada digitalmente, solo he apartado la mirada de la pantalla en un par de ocasiones para disfrutar de las boquiabiertas caras de mis hijas y no he podido evitar canturrear junto al oso Baloo, mi personaje de animación favorito de todos los tiempos. 

A partir de ahora, tendré que ser más cauteloso antes de abominar de los remakes o de la animación digital, siempre puede venir una producción como esta y un tipo como Jon Favreau a callarme la boca. Me callo.

votar

5 comentarios:

rng dijo...

Dicen que es una maravilla técnica! pero que flojea en el guión....realmente es así?

Ivan Martos Flores dijo...

A mi me pareció aburrida, cuando canta el orangután, da hasta miedo, para mí, este remake está muy sobrevalorado.

José F. Pérez Pertejo dijo...

A mi no me parece que flojee el guion, de hecho, precisamente por ser un poquito más larga y concebida de otra manera que la versión de dibujos animados, configura mejor a los personajes, creo que en está versión está mejor explicado el origen del odio que Shere Khan siente hacia Mowgli, y también me parece mejor desarrollado el personaje de Bagheera. En cuanto a que es una maravilla técnica, creo que es indiscutible, pero opiniones habrá para todos los gustos.

En relación al segundo comentario, puede haber a quien se le haga aburrida... eso es muy subjetivo y cada espectador es un mundo. Yo apenas pestañeé viéndola. La canción del orangután me gusta más en la de dibujos animados. A mí no me dio miedo, pero de nuevo, cada uno es cada uno, subjetividad al poder.

Antonio dijo...

Si bien se ha vendido como una magnífica película no deja de ser un muy buen resultado, pero sin más, una historia ya vista, muy bien realizada (¿se ha dicho ya cuán real son las imágenes hechas por ordenador?). La música retoma las de la versión animada con una nueva versión. Para todos los públicos, la película está bien y entretenida.

Willie C. dijo...

es impecable en mi opinión. De hecho hasta se aleja con ello del público infantil - no es para todos los públicos

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs