sábado, 9 de abril de 2016

Crítica de 'El cazador y La reina del hielo': Espectáculo visual digital con escaso argumento

Las críticas de Óscar M.: Las crónicas de Blancanieves: El cazador y La reina del hielo


El cazador y La reina del hielo (bajo el título de última hora de Las crónicas de Blancanieves, por aquello de dar continuidad a la franquicia) llega tras la propia revisión que supuso Blancanieves y La leyenda del cazador, y no es más que otro intento de revisionar el conocido cuento eliminando a la protagonista principal (motivos morbosos aparte) de la historia, para centrarse en los secundarios (y así evitar posibles demandas de otros estudios por el uso de personajes bajo licencia), demostrando la poca originalidad que reina actualmente por los despachos de los estudios.

Esta misma técnica ya la usaron en productos como Blancanives (Mirror, mirror), la reciente Victor Frankenstein y la ristra de crímenes cometidos por Disney como Alicia en el país de las maravillas, Maléfica o la última Cenicienta: Reinterpretar la historia conocida desde un nuevo punto de vista, en imagen "real" con la única baza de su entorno digital, y sólo con el único objetivo de recaudar dinero en taquilla.

El cazador y La reina del hielo ha sido una producción controvertida y complicada, principalmente por la sustitución del director y la protagonista principal de la película anterior, algo que ha provocado que el planteamiento inicial para la secuela haya cambiado tanto que queda bastante desdibujado, en un conjunto más plástico y visual (con un trabajo destacado de maquillaje y vestuario) que argumentalmente sólido.

Por lo tanto, esta película se queda a medio camino entre la precuela y la secuela, como algo inclasificable. Comienza con la intención de desarrollar a los personajes secundarios (la reina y el cazador, ya protagonistas de la anterior), contando su origen, para dar un salto temporal y llevarnos a los acontecimientos posteriores a la primera película, usando a la hermana de la malvada reina (de la cual no habíamos oído hablar jamás) como nexo de unión.

Como recurso narrativo, sacarse a una hermana de la manga no está del todo mal, pero es demasiado socorrido y poco original para volver a contar la misma revisión de la historia, puesto que ya en la anterior entrega el cazador tenía más protagonismo que en la historia original. El argumento discurre sin mayor complejidad y entreteniendo al espectador con incesantes efectos visuales y apabullantes escenas de acción de montaje rápido sobre fondo verde manipulado de forma digital.

Por si fuera poco, tenemos una perpetua voz en off que se encarga de rellenar los huecos argumentales (durante los bonitos y digitales planos de transición en los que se nos muestran los reinos mágicos), pero llega a ser molesta cuando se dedica a narrar lo que estamos viendo en pantalla.

Por suerte, están Charlize Theron (menos de lo que debería) y Emily Blunt (menos cautivadora de lo que se espera y en desventaja frente a Theron) para animar la fantástica y fantasiosa historia. Chris Hemsworth repite su papel de "he venido porque me han pagado" demostrando poco esfuerzo y sonriendo mucho, así como Jessica Chastain (desaprovechada en comparación con La cumbre escarlata).

Los supuestamente sorprendentes giros de la historia (que no comentaré) tampoco provocan que el espectador se lleve las manos a la cabeza (a menos que tenga una edad mental de 10 años), pero hacen avanzar la trama con más o menos ritmo hasta el desenlace esperado, con el amor como principal motivación de las acciones de los protagonistas.

Quizá sea que soy un descreído, quizá sea porque me aburren este tipo de propuestas, por innecesarias y absurdas, o por estar supeditadas al uso de la tecnología digital por encima del guión o las interpretaciones. El resultado tras ver Las crónicas de Blancanieves: El cazador y la reina del hielo es la confirmación de lo que esperaba: un espectáculo visual plano con poco fundamento y escasa novedad argumental. Como fue Blancanieves y La leyenda del cazador y como será la que harán después, porque (como deja claro el narrador) esto es "El cuento de nunca acabar".

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs