jueves, 21 de abril de 2016

Crítica de 'Cantinflas': Olvidable biopic de cartón piedra

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
Cantinflas

Crítica de 'Cantinflas': Olvidable biopic de cartón piedra

No era un buen presagio que una película sobre un personaje tan popular en España como Cantinflas, filmada, al menos en su mayor parte, en castellano y protagonizada por un actor español  tardara dos años en estrenarse en nuestro país. Aun así traté de liberarme de todo tipo de opiniones preconcebidas antes de disponerme a ver la película que por fin ha llegado esta semana a los cines de nuestro país. Después de verla me resulta perfectamente explicable la tardanza, si acaso, me extraña que no hayan tardado un par de años más en traerla o, incluso, que no la vendan directamente a las televisiones para ser emitida en alguna cadena a la misma hora que un partido entre en el Barcelona y el Real Madrid.

La película está narrada en dos tiempos, por un lado el empeño que el productor de Hollywood Mike Todd puso en contratar a Mario Moreno Cantinflas para la superproducción La vuelta al mundo en 80 días con la que pretendía reflotar a una United Artists en horas bajas, y por otro, una reconstrucción de la vida de Cantinflas desde sus comienzos como cómico en carpas ambulantes hasta convertirse en la gran estrella del cine mexicano que llegó a ser. 

Así contada, la idea resulta atractiva y Cantinflas podía haberse convertido en una de esas películas que hacen las delicias de los cinéfilos a los que nos gusta ver llevado a la pantalla el proceso creativo de las películas y ver como buenos actores interpretan a actores famosos de otros tiempos. El problema es que el guion es flojísimo, la dirección de Sebastián del Amo muy torpe y la producción paupérrima; los decorados recuerdan los de la subasta del “Un, dos, tres…” y todo parece tan falso como un billete de trece euros. Ver los fallidos intentos por representar en pantalla a Liz Taylor, Frank Sinatra o David Niven provocan vergüenza ajena a cualquier espectador con un mínimo de exigencia.

El bochorno alcanza niveles casi insufribles en algunos momentos como el simulacro de gala de entrega de los Globos de Oro de 1956 en la que fue premiado Cantinflas. Resulta penoso ver como cuando leen los nominados enfocan a un presunto Yul Brynner (por El rey y yo) a otro presunto Marlon Brando (por La casa de té de la luna de agosto) y pasan directamente a Cantinflas como si solo hubiera habido tres nominados saltándose olímpicamente a Glenn Ford (por la misma película que Brando) y a Danny Kaye (por El bufón del rey). ¿Era realmente necesario reproducir la gala de los Globos de Oro?, si no había presupuesto ni actores para hacerlo bien ¿no podría haberse desarrollado de otra manera la idea de que finalmente Cantinflas ganó un Globo de Oro por la película que tanto se resistió a hacer?

En cuanto al reparto, Michael Imperioli como Mike Todd no cambia de cara durante toda la película, lo cual no se sabe si es por mala dirección de actores o por imposibilidad de cambiar el rictus por el peso y la tirantez del peluquín postizo que le han calzado y que resulta tan falso como el resto del film. 

¿Y Óscar Jaenada? Pues seamos justos. Óscar Jaenada está bien. De hecho es el único que podría salvarse de la quema. Realiza una muy buena imitación de Cantinflas, de esas que podrían ganar el primer premio en un concurso de imitadores de Cantinflas aunque se presentara el mismísimo Mario Moreno resucitado para participar. Pero es eso: una (muy buena) imitación. Como la sobresaliente imitación de Camarón de la Isla que le valió el Goya hace unos años. Aquí no creo que reciba muchos premios porque la película no acompaña. 

Es una lástima. Un actor como Mario Moreno y un personaje como Cantinflas merecían algo más que este fallido biopic low cost. El caso es que en México la película ha sido un gran éxito (o eso dicen).

votar

1 comentarios:

Juan Rguez Paredes dijo...

Demasiado tarde. Yo también vi este "flin" y lo digo así porque no llega a la categoría de film y mucho menos de película. El consuelo que me queda es que en esta era digital, este "flin" no ha malgastado ni un solo fotograma de celuloide. Nada más que añadir que alguien me devuelva los 104' de vida robados.

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs