miércoles, 30 de marzo de 2016

Crítica de 'Batman v Superman: el amanecer de la Justicia': Hasta los superhéroes tienen dilemas existenciales

Las críticas de David Pérez "Davicine"
Batman v Superman: el amanecer de la Justicia

Crítica de 'Batman v Superman: el amanecer de la Justicia': Hasta los superhéroes tienen dilemas existenciales

La sombra de Christopher Nolan es alargada, y su gran trabajo en la trilogía de El Caballero Oscuro elevó -y mucho- las expectativas puestas en cualquier futura película de superhéroes, sentando las bases para las adaptaciones de DC Comics, distanciándose de las correspondientes de los superhéroes de Marvel, siendo como el día y la noche, la luz y la oscuridad... y nunca mejor dicho.

Por otro lado, la de Christian Bale no es menos larga (la sombra, mal pensados), y tras muchas dudas iniciales, nos ofreció una gran versión del hombre murciélago, una versión más oscura de las vistas hasta la fecha, más humana, más dura y más sobria (a pesar de lo que bebe en las fiestas como Bruce Wayne), siendo con Michael Keaton dos de las grandes versiones cinematográficas de Batman.

Tras el éxito de las películas de Marvel, creando diversas fases, Warner Bros. no ha querido desaprovechar esa idea, motivo por el que decidió hacer borrón y cuenta nueva, y comenzar a crear un Universo Cinematográfico con los superhéroes de DC Comics, iniciando todo con El hombre de acero, continuando con Batman v Superman: el amanecer de la Justicia, y abriendo con esta última la caja de Pandora, pues ha presentado otros superhéroes que tendrán sus propias películas, como Wonder Woman, Flash, Aquaman... uniendo a todos en varias películas corales de La Liga de la Justicia.

Para intentar arrancar con buen pie este Universo, pusieron al frente a Zack Snyder, quien, tras dirigir El hombre de acero, afrontó la difícil tarea de mostrarnos de nuevo al Caballero Oscuro que veremos en futuras películas, eligiendo para tal fin a Ben Affleck, un repudiado del cine de superhéroes -y del cine en general para algunos.

En el apartado de dirección, Snyder ha aportado a esta película su particular toque, un toque que ya nos presentó en 300, pero que quizás fuera con Watchmen cuando se dieron cuenta que era capaz de llevar al cine una historia de superhéroes con una horda de fans capaces de destrozar su carrera si no ofrecía una película digna... y a mi parecer lo logró, como logró sorprenderme con Sucker Punch, donde se mezclaba el género bélico con el de fantasía, repleto de toques de animación japonesa y una banda sonora espectacular. Con esa parte de su curriculum se adentró de lleno en DC Comics con El hombre de acero, pero es Batman v Superman: el amanecer de la Justicia lo que nos interesa tratar aquí, y de nuevo se ha arriesgado, no intentando conformar a todos, sino ser fiel a su interpretación de los cómics, una interpretación que unos odiaran y otros vemos con buenos ojos.

En Batman v Superman: el amanecer de la Justicia, ante el temor de las acciones no controladas de un superhéroe con el poder de un dios, el formidable y contundente vigilante de Gotham City se enfrenta al salvador más venerado de hoy en día en Metrópolis, mientras el mundo intenta saber qué tipo de héroe realmente necesita. Y con Batman y Superman en guerra entre ellos, una nueva amenaza surge, poniendo a la humanidad en el mayor peligro conocido en toda su historia.

Puede que la historia no sea la más original del mundo, pero tampoco lo pretende al intentar llevar a la pantalla grande las aventuras de ambos superhéroes en sus momentos más críticos, donde sufren intensos dilemas internos sobre lo que cada uno espera de la vida, de si mismo y de los demás, así como lo que los demás esperan de ellos. Superman duda sobre si realmente debe o no defender a la humanidad cuando no quiere ser defendida por él, y Batman, tras 20 años defendiendo a Gotham de criminales, cada vez está más "pasado de rosca" y parece que todo le da igual y no distingue ya entre hacer el bien de manera ética, o hacer el bien sin importar las consecuencias.

A Henry Cavill ya le habíamos visto en el rol del hombre de acero, y aquí repite su mismo planteamiento pero ampliando matices del personaje no vistos hasta la fecha. Acostumbramos a ver a Superman defendiendo Metrópolis como el gran salvador, pero en esta película tanto él, como su alter ego Clark Kent, no consiguen encontrar el camino correcto hacia la salvación de la humanidad sin daños colaterales, siendo él mismo el mayor daño colateral.

Para ayudar a Superman a sobrellevar sus problemas personales tenemos a Lois Lane, interpretada por Amy Adams, que siempre nos ofrece papeles en los que no podemos poner ninguna queja a sus interpretaciones, y aquí sirve de apoyo moral a su compañero sentimental, se replantea con él su futuro como superhéroe, y se mantiene firme en unos ideales que simbolizan todo lo que la "S" del pecho del hombre de acero representan.

La difícil elección en esta película fue la de Ben Affleck como Batman / Bruce Wayne. Nadie daba un duro por él, su pasado como superhéroe de Marvel marcó a muchos por lo intrascendente que resultó Daredevil, y no es un actor que sea del agrado de muchos, a pesar de haber demostrado en innumerables ocasiones que sabe actuar cuando se dirige a si mismo, como en Argo o The Town. Si a los prejuicios sumamos la ya citada magistral interpretación de Christian Bale como el anterior Batman, era una ardua tarea la de mostrarnos una nueva versión del superhéroe... y lo ha logrado con gran acierto. En vez de intentar ser otro Batman como los que acostumbramos a ver, o haber intentado ser un Batman a lo Bale, Affleck nos presenta a un Batman demacrado, con muchos años de lucha a sus espaldas, curtido en mil batallas, con un físico imponente como pocos Batman anteriores han mostrado, con bastantes dudas sobre su trabajo como salvador y con un odio creciente hacia lo desconocido y lo que puede provocar un mal mayor a la Tierra. Y en esa versión del superhéroe no podemos negar que es el mejor. Pocas veces hemos visto a un Batman con tanta masa muscular, tanta envergadura y tan similar al que Frank Miller nos presentó en sus comics del hombre murciélago, y es que si de algún cómic ha mamado Batman v Superman: el amanecer de la Justicia es de "El regreso del Caballero Oscuro" de Miller

Lo que más me ha sorprendido es que lo mejor y lo peor de la película no provenga de los personajes que dan título a la película, sino a los otros dos personajes protagonistas. Por un lado tenemos a Wonder Woman, que a pesar del poco tiempo en pantalla que tiene, Gal Gadot consigue ser la bella e intrigante Diana Price, pero a la vez la amazona dura, rápida, hábil y atractiva a partes iguales. Era complicado ver en una película actual de superhéroes a una guerrera con escudo, espada y látigo, teniendo en mente las anteriores versiones que hemos visto en cine y televisión, pero logra no desentonar y tener ganas de conocer más de ella, algo que haremos en Wonder Woman. Por otro lado, como punto negativo tenemos a Jesse Einsenberg en el rol de Lex Luthor, y dejo claro que es negativo a pesar del gran trabajo que hace, pues no podemos dudar que hace claramente de psicópata, de un empresario millonario que lo tiene todo pero quiere más, aunque por desgracia dista mucho del Luthor que todos conocemos, y roza el histrionismo del Joker de Heath Ledger, lo que no encaja en el perfil del personaje pero sí en la forma en la que son mostrados todos ellos en conjunto. Mención especial el nuevo Alfred que interpreta Jeremy Irons, un Alfred atento y servicial, con grandes conocimientos técnológicos y científicos, que ayuda tanto a Wayne como a Batman en sus diferentes tareas.

Volviendo a las influencias, no sólo a nivel de personajes tenemos la influencia de Miller en la película, sino en general notamos la sombra de quien ya diera grandes frutos en su unión con Snyder, pues de ambos nos llegó 300, y de ambos se nota que tenemos esta nueva película que muestra el enfrentamiento encarnizado de dos míticos superhéroes. Desde la armadura con la que se enfrenta a Superman hasta el relámpago que ilumina su mítica pose en las viñetas de Miller, sin dejar de lado la presencia de múltiples periodistas que hablan en pantalla sobre lo que vemos en la película. Obviamente Batman v Superman: el amanecer de la Justicia no adapta la historia de los cómics de Miller, pero sí toma prestadas muchas referencias y eso se nota desde el primer minuto: el asesinato de los padres de Bruce Wayne no puede faltar en la primera película del nuevo Universo Cinematográfico en la que presentan a Batman, y tal y como hiciera con los créditos iniciales de Watchmen, Snyder nos ofrece una fantástica primera secuencia de los orígenes del personaje, que parece sacada directamente de las páginas de las novelas gráficas de Miller, incluida la caída del joven Bruce en la cueva.

Muchos detalles de la fotografía de la película parecen haber tomado también buen ejemplo de las páginas de "Batman: La broma asesina" de Alan Moore y Brian Bolland, y es que Moore ha estado presente en el trabajo de Snyder con Watchmen, y aquí vemos como la historia de Batman tiene la influencia de Miller en el futuro del personaje, pero el pasado pertenece a Moore

Quizás la estética y la historia parece barrer hacia el personaje de Batman, y la oscuridad que rodea la película dista mucho de lo que se espera de una película con Superman, pero ya El hombre de acero era más oscura de lo que esperaban muchos, y aquí la noche se apodera por completo de los personajes, así como los trajes que lucen los protagonistas. De Superman poco se puede decir, pues repite el estilo de traje mostrado anteriormente, pero Batman luce tres trajes distintos, de los que dos claramente son sacados de los cómics de Miller, como no podía ser de otra manera. Acostumbrados a trajes de látex con músculos simulados, Affleck luce un traje de goma/licra gris, con un gran murciélago negro en el pecho, que no es que sea el más estético del mundo, en parte por la gran musculatura del actor, pero sí es una gran adaptación del cómic a la pantalla, como lo es la armadura con la que se enfrenta a Superman, que también luce en "El regreso del Caballero Oscuro". Y no sólo Affleck luce trajes a lo Miller, sino que él mismo es un Bruce Wayne sacado de estas viñetas, un Wayne maduro, que se acerca a su jubilación como superhéroe.

Si la fotografía tiene cada vez más relevancia en una película de superhéroes a la hora de traspasar sus aventuras de las viñetas al celuloide, la banda sonora tiene la complicada misión de adentrarnos en ese mundo heróico, y quien mejor que Hans Zimmer, que ya sabe lo que es trabajar a la sombra de la capa de Batman, para adentrarnos en los dilemas existenciales de estos superhéroes, donde la acción tiene un gran peso en la parte final de la película, y para dotar de mayor re"percusión" ha contado con la colaboración de Junkie XL, de cuya colaboración hemos disfrutado ya en El hombre de acero, y más recientemente Junkie XL nos ha sorprendido con la impactante música de Mad Max: Furia en la carretera.

Batman v Superman: el amanecer de la Justicia puede pecar de pausada en algunos momentos, de larga en otros, y de no ser la típica película de superhéroes que muchos esperaban, pero también puede decirse que gestiona muy bien los tiempos en lo que refiere a narración de los orígenes, desarrollo de la historia, evolución de los personajes y la esperada batalla final. 

Si hay un director capaz de llevar al cine un cómic, ese es Zack Snyder. Si hay alguien capaz de rompernos los esquemas y reinterpretar a Batman, ese es Ben Affleck. Si hay una película capaz de iniciar un prometedor Universo Cinematográfico de DC Comics, esa es Batman v Superman: el amanecer de la Justicia.

votar

5 comentarios:

Juan Manuel Calvo dijo...

Muy buen comentario de alguien que ha visto la película y se nota es un gran lector de comics y conocedor del Universo DC, felicitaciones¡¡

David Pérez dijo...

Gracias a ti por tus palabras ;)

Carlos Cuesta dijo...

¿Pero has visto la película? Yo soy del estilo de Michel Audiard. Prefiero criticarla sin verla para que no me influya.

joan_canto dijo...

He leído con muchas ganas todas y cada una de tus palabras, David, aguardándo desde que anunciaste por rrss que así lo harías... y como muy bien sabías, no puedo estar más de acuerdo contigo. Pero además entiendo que se nos va un poco la pinza, ya que una película es una película, no la continuación de un libro, de un cómic o de lo que sea... Tiene su propia identidad, y del mismo modo que no son comparables dos productos, o si lo prefieres para los más puristas dos obras, tan dispares como una novela gráfica y una historia fílmica.
Ni todos los superman han de ser idénticos, ni todos los batman sacados de la mejor interpretación. Lo suyo es que la historia sea disfrutable, tenga acción, dilemas, vida, catástrofe... y que te lo creas en la pantalla. Y que cuando digan te odio, te quiero, te perseguiré, sangrarás, o salva a la chica... que sea creíble. Lo que no termino de entender es a quien desde un pedestal dicta sentencia de un modo un tanto arbitrario... pero, tranquilo, que el tiempo lo pone toooodo en su lugar, ja, ja, ja... Y si no que se lo digan a Blade Runner.
Muchas gracias por tus palabras, un fuerte abrazo con todos mis respetos para seguidores y detractores, y salu2 para to2.

EL OBISPO dijo...

La he visto y......


.....me ha gustado y bastante. Creo q a snyder se le ha ido la cabeza con el tema de Jesucristo( es lois Maria magdalena?) pero en general ests guay. Es,principalmente una peli de batman y afleck se sale. Hay cosillas cogidas con alfileres pero,no se si es pq la han puesto a parir pero me ha sorprendido positivamente.
El mayor problema es q,como en mos,es todo muy trascendental,demasiado.
No sé, a mi me ha gustado bastante.
Bebe de los cómics de Frank Miller(q sin q yo sea un gran fan suyo creo q está correctamente trasladado del cómic al cine)
Cavill no me gusta. Nada. Luthor es el peor Luthor de la historia (el nivel era muy alto) irnos....pues pensaba q no me iba a gustar y lo borda.

Lo dicho,gratamente sorprendido

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs