miércoles, 16 de marzo de 2016

Análisis de la 3ª temporada de 'Buffy, cazavampiros': La delgada línea entre el bien y el mal

En esta tercera temporada, Buffy está en su último año de instituto y sigue combinando sus retos de adolescente con sus obligaciones como la Elegida y Cazadora de Vampiros. Su relación con su novio vampiro Angel se vuelve aún más complicada ahora que él ha vuelto del Infierno. Su comportamiento la ha mantenido apartada de la popularidad, cosa que sí han alcanzado sus mejores amigos Willow y Xander a través de sus relaciones de pareja, Willow con el hombre lobo Oz y Xander con la popular Cordelia.

Análisis de la 3ª temporada de 'Buffy, cazavampiros': La delgada línea entre el bien y el mal

La madurez se va notando en esta temporada, en la que los personajes se acercan al final de su adolescencia, antes de adentrarse de lleno en la Universidad y sus nuevas responsabilidades. Con gran acierto se introducen nuevos personajes, de gran peso en el futuro de la serie, como Faith, quien claramente es el personaje que hace dudar a Buffy de sus responsabilidades. Joss Whedon sabe que una serie engancha si los personajes evolucionan con los espectadores, y nos sentimos identificados con ellos. Si hasta ahora veíamos a los protagonistas no sólo plantar cara al mal, sino también a sus relaciones en el instituto, esta temporada es el tránsito a la madurez, plasmando todas esas dudas que a muchos nos han surgido (y a otros les surgirán) cuando llega la hora de decidir qué hacer con tu vida, qué estudiar, donde ir y si realmente el camino elegido es el correcto. A pesar de ser una serie de fantasía, sigue siendo muy importante el factor humano, logrando tocar la fibra sensible en muchos episodios.


Análisis de la 3ª temporada de 'Buffy, cazavampiros': La delgada línea entre el bien y el mal
Arco argumental:

Tras el final de la segunda temporada, en el que Buffy mataba a Ángel, su amado, decide huir de Sunnydale y refugiarse en Los Ángeles. Tras una breve introducción de su vida alejada de "su pasado", regresa a Sunnydale donde hace acto de presencia una nueva cazadora, Faith Lehane, quien continúa el linaje de las cazadoras tras la muerte de Kendra. Inicialmente nos presentan a Faith como una compañera de aventuras de Buffy, una aliada más pero enfrentada a sus conflictos internos, lo cual hace que sea fácil ser seducida por las fuerzas del mal hasta convertirse en el antagónico de Buffy.

La historia se complica cuando Faith colabora con el bando enemigo, liderado por el alcalde de Sunnydale, Richard Wilkins, quien en realidad es un hechicero de elevada edad que pretende convertirse en un gran demonio gracias a un ritual llamado 'Ascensión'. Este cambio del alcalde es interrumpido por Buffy con la ayuda de los alumnos del Instituto Sunnydale el día de su graduación, lo que deriva en una batalla entre un improvisado ejército de alumnos y el alcalde ya transformado en monstruo junto a sus vampiros y secuaces.

Villano:
Análisis de la 3ª temporada de 'Buffy, cazavampiros': La delgada línea entre el bien y el mal
Richard Wilkins, interpretado por Harry Groener, es el alcalde de Sunnydale, el villano de esta temporada. A diferencia de villanos vistos hasta ahora, siempre malvados personajes que no ocultaban su identidad, Wilkins trabaja en un cargo público siendo un ejemplo para muchos aunque esconde un oscuro secreto: realizar el ritual de la 'Ascensión'.

Wilkins llegó a California en torno a 1800, guiado por la fiebre del oro y fundó la ciudad de Sunnydale en un lugar infestado de demonios para que tuvieran un lugar de residencia. Se casó con Edna May en 1903, pero nunca envejecía y consecutivamente adquirió las personalidades de Richard Wilkins Sr., Jr. y III en cada generación, lo que provocó que su mujer enloqueciera. Desde hace más de 100 años ansiaba ser un poderoso demonio a través de la 'Ascensión', ritual que quiere realizar el día de la Graduación del Instituto de Sunnydale.

Es curioso como, al igual que Faith es el personaje antagónico de Buffy, Wilkins podría ser el equivalente a Giles, pues hace las funciones de padre y protector de Faith en su camino hacia el mal, como Giles hace lo propio con Buffy en su búsqueda por la victoria del bien. Asesinado por Buffy el día de Graduación tras convertirse en demonio, hace que estalle el instituto, provocando una gran repercusión en la ciudad, y que quede patente para todos los habitantes la existencia del mal


Evolución del personaje principal:

Buffy inicia la temporada con su vida alejada de los vampiros, los amigos y las responsabilidades que la superaron en la segunda temporada. Regresa a Sunnydale para intentar rehacer su vida, y se encuentra con grandes cambios en su antiguo grupo de amigos, lo que hace que se sienta apartada. Todos tienen pareja, ella ha matado a la suya; muchos tienen su camino elegido, ella no sabe lo que debe hacer... y para colmo aparece la mala influencia de Faith, que provoca un declive en lo personal y una dejadez hacia sus obligaciones como cazadora, tomándose todo de forma mucho más liviana, hasta que Faith mata un humano y toca replantearse su tipo de vida.

Buffy debe madurar, debe asumir su rol, y salir adelante sola frente al peligro. Esta temporada es clave en la madurez del personaje, así como en el futuro de sus funciones como Cazadora.


Episodios destacados:

Fe, esperanza y engaños:

El título hace referencia a un pasaje de Corintios 13:13: "En una palabra, ahora existen tres cosas: la fe, la esperanza y el amor, pero la más grande de todas es el amor."  En este episodio, cuando Buffy trata de regresar a su vida normal, debe enfrentarse a la llegada de un anciano villano y su compañero vampiro, Mr. Trick. Por otro lado, también llega a Sunnydale Faith, una carismática cazavampiros cuya misión es sustituir a Kendra.
En este episodio hay grandes acontecimientos que afectan a esta temporada y al resto de la serie: Angel vuelve del infierno (donde estuvo atrapado durante años) y Willow se introduce más en el mundo de la magia, después de confirmar que pudo restaurar el alma de Angel al final de la anterior temporada.

Revelaciones:

Los ánimos se caldean cuando el grupo se entera que Angel ha vuelto y Buffy cuida de este depravado asesino. Por otro lado, todos deben enfrentarse a un demonio que acaba de llegar a Sunnydale en busca de un arma muy poderosa.
En este episodio se provoca la primera fractura en la Scooby Gang, mientras Xander y Willow continúan su relación secreta, aunque dan el primer paso adelante y se besan.
Aparece Gwendolyn Post, la nueva vigilante de Faith, que ha estado recogiendo información sobre un demonio llamado Lagos que ha llegado a Sunnydale en busca de un arma, el guante de Myhnegon. Mientras que la pandilla se separa, Faith encuentra en Gwendolyn a alguien de quien depender, sólo para darse cuenta de que está mintiendo -Gwendolyn había sido expulsada del Consejo de Vigilantes dos años antes por abusar de su poder - provocando que desconfíe de los demás, este es un episodio clave en el devenir de la relación entre Faith y Buffy.

El deseo:

Cordelia, quiere olvidar todo lo que le recuerde a Xander y su espeluznante mundo, decide que todos sus problemas comenzaron cuando apareció Buffy en su vida, por lo que desea que esto nunca haya sucedido. El demonio Anyanka le concederá el deseo, pero la nueva versión de Sunnydale no es como Cordelia imaginó. Hay un toque de queda y el Bronze ya no es lo que era. Según Harmony, Xander y Willow están muertos. A medida que cae la noche, Cordelia pasea por las calles desiertas y encuentra a Xander y a Willow, pero resultan ser vampiros. Giles la rescata con la ayuda de Oz, Larry y una chica llamada Nancy.

Análisis de la 3ª temporada de 'Buffy, cazavampiros': La delgada línea entre el bien y el mal

Este episodio nos llevan a un universo paralelo en el que Buffy termina por enfrentarse a El Maestro y morir en sus manos, como se profetizó en el Pergamum Codex, introducido en episodios anteriores, pero es de relevancia la presencia del personaje de Anynaka, que hará algunas apariciones más antes de volverse un personaje oficial en las tres últimas temporadas.

Indefensa:

Buffy empieza a notar que sus poderes se apagan cuando se aproxima su 18 cumpleaños. Por otro lado, Giles y uno de los miembros del Consejo preparan un regalo que puede matarla en el futuro.
Curiosamente al guion de este episodio también se le conoce bajo el nombre de 18 porque trata sobre el 18 cumpleaños de Buffy, y en él Giles revela por primera vez sus sentimientos paternos hacia Buffy, quien comienza a separarse del Consejo, culminando en la decisión de trabajar fuera del mismo.
Quentin Travers, líder del Consejo de Vigilantes, se muestra por primera vez en este episodio, y es quien anuncia que Buffy ha pasado la prueba pero Giles ha demostrado que su relación con Buffy es demasiado cercana, así que es relevado de su puesto como Vigilante.


Giles trata de controlarse ante Wesley Wyndam-Pryce, el nuevo y pedante Vigilante enviado desde el Consejo para entrenar a Faith. La nueva cazadora, paralelamente, le enseña a Buffy sus particulares métodos para exterminar demonios.
Episodio relevante pues se revelan los planes del Alcalde, además, conocemos de lleno las pocas capacidades sociales de Wesley, quien parece que sólo sabe para incordiar al grupo.
Cuando Buffy le dice a Faith: "Odio cuando me ahogan", es una referencia al último episodio de la primera temporada La chica de la profecía, cuando El Maestro la ahoga y muere durante unos segundos. Es un episodio clave en la personalidad de Faith, pues mata a un humano por error, algo que la atormentará para siempre.

El día de graduación:

Último episodio de la tercera temporada emitido en dos partes. En él, el alcalde está preparado para su 'Ascensión', que lo transformará en un gigantesco demonio. Buffy se enfrenta a Faith cuando ésta infecta a Angel con un veneno mortal.
Como es habitual en todo último episodio, hay acontecimientos claves para el resto de la temporada, siendo el más relevante el abandono de Buffy del Consejo de Vigilantes, así como la incorporación de Anya a la banda, ayudando con información sobre los demonios. Cordelia y Wesley descubren que su relación no llegaría a ninguna parte, mientras que Xander vuelve a mostrar su habilidades militares adquiridas en Halloween, pero lo más importante: Angel, Cordelia y Wesley dejan la serie para entrar en la serie Ángel.


Papel importante de los secundarios:

* Faith, interpretada por Eliza Dushku, encarna todo lo que Buffy no debe, pero podría ser si se deja llevar por el placer y las ansias de poder. Es presentada como una aliada, un personaje de peso, y según avanzan los episodios vemos su rápida evolución, sus dilemas, sus problemas y lo fácil que es caer tentado en el lado oscuro, algo que provoca que Buffy tenga que enfrentarse a ella. Faith juega un papel importante durante el resto de la temporada y en las series derivadas -tanto en televisión como en los cómic.

* Willow Rosenberg, interpretada por Alyson Hannigan, comienza a mostrarse como un personaje clave en el futuro de la banda a la hora de plantar cara al mal y descubre, tras el final de la segunda temporada, que tiene habilidades de bruja, las cuales irá desarrollando en esta temporada.

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs