domingo, 14 de febrero de 2016

Crítica de 'Pesadillas': Terror dirigido exclusivamente a los más jovenes

Las críticas de David Pérez "Davicine": Pesadillas

Crítica de 'Pesadillas': Terror dirigido exclusivamente a los más jovenes

Muchos de los que nacieron entre las décadas de los ochenta y principios de los noventa pasaban sus veranos entre los libros de R. L. Stine y la adaptación de los mismos a televisión, y Pesadillas es la primera adaptación cinematográfica de estos libros que llega en el siglo actual. Para aquellas generaciones que desconozcan estos libros, han de saber que se trata de una colección de 60 ejemplares de terror escrita por R. L. Stine dirigida hacia un público joven y entre los que se encontraban relatos con monstruos tales como hombres lobo, gnomos psicópatas o muñecos de ventriloquia asesinos. Cabe mencionar que esta colección llegó a vender 600 millones de copias en todo el mundo, un logro sólo superado por la saga "Harry Potter".

Para la adaptación de estos libros a la gran pantalla, han decidido dirigirla a un público más juvenil que al que iba dirigido durante los noventa, quedando algo más escasa de lo que un público maduro pudiera esperar de ella, y han puesto al fin cara al misterioso hombre que asustaba con su presencia en los títulos de créditos iniciales de la serie de televisión, encarnado para la ocasión por Jack Black

Molesto por su mudanza a un pueblo pequeño desde la gran ciudad, el adolescente Zach Cooper (Dylan Minnette) encuentra el lado positivo a este cambio al conocer a Hannah (Odeya Rush), la guapa chica que vive en la casa de al lado, y hace amistad rápidamente con Champ (Ryan Lee). Pero todo lado positivo tiene sus sombras, y las de Zach aparecen al enterarse de que el misterioso padre de Hannah es R.L. Stine (Jack Black), el autor de la exitosa serie de libros Pesadillas. Al tiempo que Zach va conociendo más y más a sus extraños vecinos, descubre que Stine guarda un peligroso secreto: las criaturas que se han hecho célebres gracias a sus cuentos son reales, y Stine las mantiene encerradas bajo llave en sus libros para proteger a sus lectores. Cuando de manera accidental las criaturas quedan liberadas de los manuscritos, la vida de Zach toma un giro sobrecogedor. En una noche de locura y aventura, Zach, Hannah, Champ y Stine deberán unirse para para hacer que todos estos personajes de la imaginación de Stine – incluyendo a Slappy el Muñeco, la chica con la máscara encantada, los gnomos y muchos más – retornen a los libros de donde nunca debieron salir, para poder salvar al pueblo.

Puede que el fallo principal de la película provenga del error del propio espectador (entre los que me incluyo) al pensar que va a encontrar algo distinto de lo que ve, pues aquellos que leyeron las novelas esperarían pasar más miedo, y los que deseaban ver a Jack Black en todo su esplendor tampoco encuentran la comedia que parecía encontrarían, resultando un producto repleto de efectos especiales de calidad, con los que dar vida a monstruos que no nos dan miedo, a los que hemos visto en encarnaciones más realistas y terroríficas en multitud de películas. Ahora bien, para aquellos jóvenes que no han pasado todavía demasiado miedo en el cine, sirve como introducción al género de una forma un tanto light, y les permite descubrir a todos (sí, sí, a todos, no se guardan nada para una secuela) los monstruos de las novelas y pasar un rato entretenido con un producto palomitero y fresco.

Rob Letterman es el encargado de dirigir esta película teniendo a sus órdenes a un plantel encabezado por Jack Black y las jóvenes promesas del cine estadounidense Dylan Minette (Prisioneros), Odeya Rush (Somos lo que somos), Ryan Lee (Super 8) y Jillian Bell (Infiltrados en la Universidad), además de Amy Ryan (Birdman o: (La inesperada virtud de la ignoracia)).

La fruta prohibida es más dulce, por lo que Dylan y Odeya, como Zach y Hannah, respectivamente, encuentran la manera de hablar el uno al otro, y comparten algunos momentos tiernos, siendo claramente los protagonistas principales de la película, aunque Black está ahí para acaparar protagonismo. Como no podía ser de otra manera, tiene que haber un protagonista tontorrón, y aunque parezca increíble no recae el peso de "tal responsabilidad" en Jack, sino en Ryan Lee, a quien hemos visto en la serie Trophy Wife, y aquí repite el mismo rol como Champ, un joven tontorrón que parece sacado de los estereotipos de los tontorrones de las películas de los 80, y que sólo sabe decir la frase absurda en el momento más inoportuno, e interrumpir las escenas románticas. 

Los monstruos deberían tener protagonismo, pero hay tantos que no hay tiempo siquiera de presentarlos, siendo casi un repertorio de personajes terroríficos que corren, matan, asustan y mueren a un ritmo tan frenético que parece que tenían ganas de mostrarlos a todos en el menor tiempo posible. El único que tiene un cierto peso es el muñeco "asesino" y maligno que a modo de Chucky se dedica a despertar otros monstruos a quienes controlar para poder dominarlo todo, y así destruir a su autor. Aunque a favor del muñeco Slappy está que ha aparecido en 10 novelas, y por tanto es normal que tenga tanto protagonismo.

Tras una breve presentación de personajes, y tal y como he comentado, el resto de Pesadillas es una persecución en la que Stine y los tres jóvenes tienen que encerrar a todos los monstruos, pero hay una gran dependencia de imágenes por ordenador, ganando la película cuando pierden relevancia los monstruos y se centran en los protagonistas, como en las secuencias en las que están diseñando estrategias para vencerlos.

Sin llegar a una película de serie B, que es lo que debería haber sido, disfrutamos cuando vemos a los actores de carne y hueso, sobre todo con la espeluznante banda sonora de Danny Elfman que nos traslada a una historia de Tim Burton, pero que arrastra los mismos errores de la película de Letterman con Black Los viajes de Gulliver, y no nos llena plenamente como producto palomitero si ya tenemos una cierta edad (que tampoco hace falta sea demasiada).

votar

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs