lunes, 22 de febrero de 2016

Crítica de 'El renacido': Larga (larguísima) epopeya del héroe Leonardo DiCaprio

Las críticas de José F. Pérez Pertejo: 
El renacido

Crítica de 'El renacido': Larga (larguísima) epopeya del héroe Leonardo DiCaprio

Soy uno de esos espectadores que se quedaron con la boca abierta tras ver Amores Perros (2000) aunque he de confesar que a pesar de estar rodada en mi idioma tuve que verla subtitulada para poder entender la mayor parte de los diálogos. En 2003 salí del cine con el alma encogida tras ver 21 gramos, una de mis películas favoritas de lo que va de siglo y en mi opinión la mejor película de su director. Me maravilló la fuerza dramática de Babel (2006) con su poderosa integración de historias y personajes. No he visto Biutiful (a pesar de tener el Bluray en mi casa desde hace más de dos años sin desprecintar, no me pregunten por qué hago estas cosas, ni yo mismo lo sé). Y el año pasado me divertí mucho con el salto al vacío que supuso Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia) filmada en el corazón de Broadway

Quiero decir con este preámbulo que soy admirador de Alejandro González Iñárritu (aunque la pereza que me ha dado ver Biutiful no encaje en la admiración, lo admito) y que me han gustado (mucho) las cuatro películas que he visto hasta la fecha. Es por eso que esperaba con verdadero anhelo la oportunidad de ver su nueva (y celebrada) película El renacido. Tras verla estoy francamente decepcionado. Nada me gustaría más que escribir una crítica elogiosa a un director que me ha regalado tantos momentos de disfrute cinéfilo y lo que es más difícil todavía, que en todas sus películas, en mayor o menor medida, me ha tocado el alma. Con El renacido me llevo sin embargo dos horas y media de aburrimiento, de hastío y hasta cierto punto, de cabreo. 

Y es que esta es una de esas películas de las que un determinado tipo de espectadores sale de la sala diciendo en voz alta (muy alta) “tiene muy buena fotografía”, y eso, las más de las veces significa que durante la película se ven muy bonitos paisajes. Casi nadie (fuera de círculos profesionales) dice que tiene muy buena fotografía una película filmada en blanco y negro o en interiores oscuros. Y lo cierto es que El renacido tiene una muy buena dirección de fotografía, eso en incuestionable, y que retrata muy bonitos paisajes también, pero cansa, agota. He visto documentales de National Geographic que insistían mucho menos en la grandiosidad de la naturaleza. La colección de tarjetas postales con las que el director de fotografía Emmanuel Lubezki nos obsequia con el permiso de Alejandro G. Iñárritu es manifiestamente excesiva. Cada plano de transición es una larga exposición del espectacular paisaje que alarga el metraje innecesariamente y únicamente sirve para dar gloria a Emmanuel Lubezki que se luce con una dirección de fotografía tan pomposa y efectista como la interpretación del explorador Hugh Glass a cargo de Leonardo DiCaprio.

Y con esta última afirmación soy consciente de haberme metido en un jardín, ¿es que está mal Leonardo DiCaprio en El renacido? No. Así, sin medias tintas, lo diré otra vez: no, Leonardo DiCaprio está muy bien en El renacido, pero su interpretación sufre de los aparatosos excesos de su director y se nota demasiado que el innecesario recreo en su sufrido y malherido rostro está dirigido estratégicamente a la acumulación de premios de interpretación, especialmente el ansiado Óscar del que, según algunos, DiCaprio debería tener en su casa ya media docena. Pero eso es cuestión de opiniones, a mi Leonardo DiCaprio comenzó a gustarme (algunas veces mucho) cuando comencé a creérmelo como adulto, y eso ocurrió exactamente en Diamante de sangre (Edward Zwick, 2006). Hasta entonces siempre le vi como un niño disfrazado de persona mayor. 

En El renacido tiene todo a su favor y lo aprovecha con sobresaliente contención, es cierto que no necesita hacer un gesto de más cuando ya tiene el rostro lleno de heridas mal cosidas que hablan por sí mismas (de ahí lo de efectista). Se trata de una interpretación basada en el sufrimiento personal muy en la línea de la de Matt Damon en Marte (Ridley Scott, 2015) (por cierto, un Matt Damon, nominado con al menos los mismos merecimientos al mismo Óscar que DiCaprio). El dolor de DiCaprio es patente y pretende ser conmovedor, sin embargo me quedo frío con su historia de venganza, en ningún momento me emociono, me encojo en la butaca o me enciendo de ira ante la ruindad de su antagonista, el malo de la película interpretado magnificamente por Tom Hardy. Y si ambos, DiCaprio y Hardy, no me llegan, no me queda otro remedio que dirigir la culpa a mi admirado Alejandro G. Iñarritu

Y puestos a buscar los problemas de la película, no puedo evitar dirigirme en primer lugar hacia el guion. El libreto escrito por el propio Iñárritu junto a Mark L. Smith basándose parcialmente en la novela de Michael Punke no da para 156 minutos de metraje. A El renacido le sobran bien a gusto 40 minutos. Minutos de DiCaprio rebozándose por el suelo y arrastrándose con cara de dolor, y minutos de muchos de los citados planos recreo de Lubezki

Habrá quien salga con el “ya decía yo…” con el que acogieron la noticia de la separación, hace ya unos años, de Iñárritu de su guionista de cabecera Guillermo Arriaga (quien escribió en solitario sus tres primeros films), pero no creo que el cine de Iñárritu lo haya acusado tanto como se preveía. Recuerdo que cuando el año pasado escribí acerca de Birdman comenzaba diciendo lo difícil que era contarle a alguien el argumento del film, y es cierto, es una película muy difícil de contar; sin embargo El renacido se puede contar en dos frases. El guion de Birdman era inteligente y complejo, el de El renacido es totalmente arquetípico: un héroe y su misión. 

En cuanto a la realización, no seré yo quien discuta el enorme talento de Alejandro G. Iñárritu, su concepción del cine es brutal pero su tendencia al exceso, que otros ya han censurado en sus anteriores películas, a mí me resulta evidente por primera vez en El renacido. En cuanto a sus derivas poéticas que siempre me han parecido muy originales, he sufrido cierto desencanto al ver un video que circula por internet que compara diecisiete planos de El renacido con otros tantos de películas de Andrei Tarkovski, dicho video plantea la cuestión como un debate entre plagio u homenaje que a mí me parece baldío. Un plano inspirado o incluso copiado es un claro homenaje, dos podrían serlo… pero ¿diecisiete? ¿diecisiete homenajes a Tarkovski en una sola película?

El próximo 28 de febrero se entregan los premios Óscar, y asumiendo el riesgo que supone hacer de agorero, creo que El renacido va a ser la gran triunfadora. Si esto ocurre es probable que Leonardo DiCaprio se lleve su primer Óscar lo cual no será ningún disparate, también es probable que Emmanuel Lubezki sea el primer director de fotografía en ganar tres Óscar consecutivos (lo hizo por Gravity en 2013 y por Birdman en 2014) y, por último, es asimismo muy probable que Alejandro G. Iñárritu sea el segundo director de la historia en ganar dos Óscar a mejor director consecutivos después de John Ford (¡todos de rodillas!) y eso, ya son palabras mayores. Sobre todo cuando estamos hablando de una película que no es mejor que Bailando con lobos.

votar

9 comentarios:

David Pérez dijo...

pffff pues soy bipolar. A mi me ha encantado la película, y me acerco más a la otra crítica (http://www.noescinetodoloquereluce.com/2016/02/critica-de-el-renacido-la-lucha-por-la.html) pero no voy a negar que me parece larga y se ceban en exceso en los planos de naturaleza. De la misma forma que creo se llevará el Oscar Leo, pero en esta película no hace tan buen papel como en 'El lobo de Wall Street'. Cierto que aquí sufre más y tiene más maquillaje... pero es eso, tiene mucho maquillaje y apenas diálogos. Sufre y sufre y sufre... y eso no creo sea tan meritorio como lo que ha hecho anteriormente. Eso sí, al Oso le daba el Oscar a mejor actor de reparto.

PD: Me ha dolido la comparación con 'Bailando con lobos'

Javier dijo...

Para nada estoy de acuerdo. Precisamente cada plano es para disfrutarlo, es pura poesía. Si te gusta la fotografía, la naturaleza, y la actuación, esta película es una delicia. Te permite disfrutar de las tres cosas y deleitarte gracias a la fotografía de Lubezki, los efectos de sonido y todas las interpretaciones sin excepción. Desde Leo, pasando por Hardy, Gleeson y hasta llegar al chaval que acompaña a Hardy. Por no hablar de los planos secuencia tan de Iñarritu que son una maravilla. A mí me encantó, parece claro no? Jaja.

Por cierto, nada de acuerdo en lo que comentas David. Si hay una película por la que Leo se merece la estatuilla es ésta. Sólo el hecho de que le nominaran por el Lobo de Wall Street me pareció un insulto. Poco más hace en esa película que no hubiesen hecho cualquiera de los tres protas de Resacón, una peli muy del estilo. Sigo alucinando con lo tremendamente sobrevalorada que está esa película. Si alguna vez habéis estudiado algo de interpretación, o al menos actuado aunque sea en una obra de teatro sabréis que el papelón que se marca Leo en The Revenant está a años luz del Lobo. Que esté maquillado no significa nada, y que no hable menos aún, todo lo contrario. Transmitir lo que transmite sin hablar, sólo con gestos, muecas, o simplemente su mirada, es de quitarse el sombrero. No hay más.

obispo dijo...

A ver....el oscar se lo van a dar. Es evidente. Es una pelicula para que te den el óscar y desde luego el actor lo merece. Lo merece más por esta que por otras? Opinable 100% Insisto en que esta película me parece directametne un coñazo pero él lo hace bien(francamente, no recuerdo una peli en la que él no me gustara, me parece un buen actor)

Solo espero que no gane iñarritu. Corremos el riesgo de que estas pelis sean tendencia....y no quiero eso. Pero me temo que también se lo va a llevar.


Bailando con lobos es bastante más divertida,entretenida y mejor pelicula, para mi, que ésta.

David Pérez dijo...

Pues por alusiones de Javier, comentar un par de cosillas. Precisamente Jose Francisco está muy metido en el mundo del teatro, no como yo, y el tema de la interpretación y dirección de teatro lo lleva en la sangre y en la práctica.

En cuanto al Lobo, para mi está a años luz de Resacón. Tiene tantos matices su personaje, muchas facetas pasa, al más puro estilo de Depp en 'Miedo y asco en Las Vegas', y no sólo desfasa.

Está claro que ir en exceso maquillado no impide que interprete, y muchos de los Oscar se lo han dado a actores que han hecho papeles con grandes transformaciones e incluso con diálogos escasos. Hablar poco, como dices, no es interpretar poco, pero mantiene un registro similar toda la película de sufrimiento y venganza, sin cambiar demasiado. Y así es el papel, eso no lo discuto, y ojo que a mi me ha encantado la película. Salí del cine sabiendo que había Oscars y que era un gran trabajo de todos, pero no era EL PAPEL, aunque si un gran papel.

En relación a la fotografía, cierto es que se hacen largos algunos planos, pero a mi, que me encanta el cine asiático, donde hay en muchas películas escenas pausadas hasta la extenuación, me ha deleitado 'El renacido' con esos planos acompañados de una banda sonora deliciosa. Y sí, los planos secuencia del inicio son maravillosos... es un deleite visual.

Fernando Quintero dijo...

Miedo me da comentar por el enfrentamiento que hay por aquí, pero me la juego.

A ver, la fotografía: La fotografía no es solo enseñar la naturaleza o planos espectaculares. Es un trabajo muy muy muy muy pero que muy cuidadoso, por no decir jodido. La fotografía es escoger cada plano y cada ángulo y relacionarlo con la narración del guión y complementarlo junto a los otros recursos de la película e incluso los planos secuencia están relacionados con la fotografía. Pero bueno, ya nos extenderemos algún día en "El cine por dentro" (si me da tiempo de volver a coger el ordenador a una hora decente)

La interpretación es de chapó. Soy un gran defensor de DiCaprio porque no ha hecho papeles malos en su vida (no me refiero a películas con papeles malos, sino a películas estúpidas) y señores, estamos hablando de que este año compite con grandes actores que no han destacado en nada en sus películas, así que es obvio que va a ganar por esto y no porque haya tenido una actuación brillante. Sí que hace un papelón y no cualquiera consigue transmitir lo que ha transmitido DiCaprio durante 8 meses a -40º sin apenas pronunciar más de 10 líneas.

Iñárritu es un gran director y todos sus trabajos son impresionantes y cada día hace más y mejor. Es glorioso que haya gente que sepa hacer cine así y yo si espero que gane porque este cine es el que hace falta. No paro de quejarme de reboots, remakes y todas las sandeces que hacen que el cine haya perdido su propósito: Invitarnos a soñar, imaginar y meternos en nuevos mundos. Daría lo que fuera porque el cine de Iñárritu se convierta en tendencia. Está consiguiendo algo que el celuloide necesitaba hace ya una década.

Y en cuanto a la crítica: Ya te he comentado que me ha encantado tú critica, pero no la comparto en absoluto. Dos horas y pico de buen cine. No me han sobrado escenas, es más, incluso me han faltado. Alguien dijo que "una película no debe durar más de una hora y media", pero estamos hablando en cuanto al ritmo. Una película sin ritmo debe durar eso, una película con toda esta trama que siga y siga y cuente más aun.
Por otra parte, ¿cómo no te puede gustar Hardy? Es lo mejor que ha hecho este hombre hasta ahora!! Me quito el sombrero por lo que ha hecho. Éste sí que se merece el Oscar pero sin dudarlo un segundo.
Por último, no creo que se haya basado sólo en el libro, pienso que ha habido un trabajo de investigación detrás de todo el guión para poder elaborarlo y así moldear los personajes, paisajes, historias y demás.

Después de esta parrafada,¡Gran crítica! Da gusto que se escriba mal de una película a pesar que se sepa que todos van a estar en contra tuya. Me pasó lo mismo con Guardianes de la Galaxia.

José F. Pérez Pertejo dijo...

No tenía intención de meterme en el debate de comentarios, pero llegados a este punto, voy a aclarar algunas cosas que me parecía haber dejado muy claras en la crítica.

- La dirección de fotografía me parece muy buena, de hecho así lo he dicho en la crítica, lo que he censurado es que en mi opinión hace un uso abusivo de la recreación en el paisaje que alarga innecesariamente la película. Claro que la dirección de fotografía es mucho más que retratar paisajes, por eso digo que muchos espectadores confunden “buena fotografía” con “paisajes muy bonitos”. Pero en mi opinión, la dirección de fotografía es como los árbitros en el fútbol, están mucho mejor cuanto más desapercibidos pasan y al acabar el partido dices ¿Ah, pero había árbitro?, cuando el árbitro quiere ser el protagonista del partido suele acabar cargándoselo. Lubezki es un gran director de fotografía, yo no le acuso de hacerlo mal, si no de exceso de protagonismo.

- Leonardo DiCaprio me parece un actor muy bueno. Como he dicho, en algunas películas me gusta más y en otras menos, y discutir sobre en qué película está mejor o merece tal o cual premio no tiene mucho sentido porque es puramente una cuestión de gustos y de opiniones. A mí en “El lobo de Wall Street” me gustó mucho y su interpretación en esa película me parece muy difícil, sin embargo ese año se premió a Matthew McConaughey que hacía un gran trabajo en Dallas Byers Club pero hasta entonces no había demostrado grandes cosas. Como digo, cuestión de gustos.

- Alejandro G. Iñárritu me parece un gran director, de hecho he empezado la crítica elogiando todas la películas que había visto hasta la fecha, es uno de esos directores que me lleva al cine (Biutiful no la pude ir a ver en su estreno por razones personales). Por supuesto que es necesario que haya directores así y ojalá hubiera más. Es un tío que corre riesgos, la crítica que escribí de Birdman el año pasado era elogiosa. Lo que he expresado en esta crítica es que espero que no le pierda su grandilocuencia.

- Lo que peor he puesto de toda la película es el guion y me ratifico. El guion es flojísimo y no da para tanto metraje filmado. Si la película estuviera mejor escrita, tal vez estaríamos hablando de otra cosa. De hecho, si os fijáis, ya que tanto tenemos en cuenta los Óscar, el guion no está nominado al Óscar y es rarísimo que la película que gana el Óscar a la mejor película (y que tiene ¡12! Nominaciones) no tenga el guion ni siquiera nominado.

- No he visto Bailando con lobos desde su estreno en 1990 en la mítica sala 1 del Vistarama de Valladolid, desconozco por tanto como ha pasado el tiempo por esta película. Pero el recuerdo que tengo de ella es el de una película muy bien contada, muy entretenida, muy emocionante con buenas interpretaciones incluido Kevin Costner, con una memorable banda sonora de John Barry y con una dirección de fotografía espectacular de Dean Semler que por cierto se llevó el Óscar.

Hechas estas aclaraciones, bienvenido sea el debate y la polémica, estamos para eso.

Javier dijo...

Algunos estáis hablando de polémica o enfrentamiento, y tampoco es para tanto hombre. Sólo compartimos opiniones, sin más, que es lo bueno de esto. Además es interesante ver otros puntos de vista, sobre todo si se intentan argumentar. Así que de buen rollo.

Sobre Bailando con lobos, ya que la estáis nombrando (no sé muy bien por qué jaja), me sorprende Jose Francisco que te puedas acordar si no la ves desde el estreno!! jajaja, Dale otro visionado hombre!! Yo la tengo muy reciente, este mismo año la vi, la versión extendida además, de 4 horas. Y está claro que es una película muy bien hecha, con un ritmo pausado pero que no aburre en ningún momento, y que cuenta las cosas bien contadas. Es de esas películas que terminan y sabes que has visto una gran película con mayúsculas.

PD: lo que nadie puede negar y todo el mundo estará de acuerdo es que el punto más flojo del Renacido es su guión. De eso no cabe ninguna duda. Pero es una gran película aun con ese punto "menos fuerte".

José F. Pérez Pertejo dijo...

Es curioso, hay películas que vi hace un par de semanas y apenas me acuerdo y de "Bailando con lobos" que la ví hace 26 años me acuerdo perfectamente. De hecho, acabo de bromear con el amigo (un compañero del Colegio Mayor) con el que la ví que en los momentos emocionantes me daba unas leches pistonudas en el brazo (y seguimos siendo amigos 26 años después). Aún así te tomo el consejo, tanto hablar de ella me ha dado ganas de verla de nuevo. A ver de donde saco yo ahora cuatro horas libres seguidas...

Y efectivamente, el guion es mi mayor crítica a El renacido, además de las otras cosas que ya he comentado y sobre las que no me voy a repetir.

¡Saludos!

Crisleida Porras dijo...

Saludos desde Caracas, Venezuela.
Respetable tu crítica, por los argumentos que presentas, pero estoy en desacuerdo con la mayor parte. Y creo que el guión, aunque no sea memorable, tuvo un buen soporte precisamente en la dirección de fotografía, que ayuda a seguir contando la historia visualmente. DiCaprio se merece ese Oscar y cre, inclusive, que Hardy merece el de actor de reparto. Leo no habría destacado tanto sin ese antagonista estupendamente caracterizado. Nos hace odiarlo en minutos. Lo veo con mayores méritos que Stallone en "Creed", y no por poco.
Y permíteme recomendarte algo, de corazón: no veas "Biutiful". Puedes seguir viviendo el resto de tus días como fan satisfecho de AGI sin incluirla. Sigue a tu intuición que hasta ahora te ha hecho postergarla. Déjala para la próxima vida, jajaja.

 
Directorio de Blogs de cine Mi Ping en TotalPing.comdirectorio de blogsdirectorio y promoción de blogs